El Jabalí y la Zorra

Cierto día, un Jabalí se hallaba al pie de un árbol, frotando sus colmillos contra el tronco. Hasta que de pronto, llegó una Zorra que curiosa por lo que hacia el Jabalí, le preguntó:

"Oye amigo, ¿por qué afilas tus dientes si no hay ningún peligro de cazador o sabueso alguno?"

Entonces, el Jabalí contestó:

"Lo hago porque así nunca tendré que afilar mis armas justo en el momento que debería usarlas."

fabula el jabali y la zorra

Moraleja
Siempre es necesario estar listo para encarar los problemas,
y no esperar a que ellos se presenten, para apenas empezar a prepararse.

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)