La Cierva, en la cueva del León

Una vez, una Cierva huía de unos cazadores. Al poco rato de evadirlos, llegó a una cueva que la vio como una buena alternativa de refugio, intentó entrar pero grande fue su sorpresa, ya que esta cueva no estaba vacía, porque ahí vivía un feróz León. Viéndose perdida y sin salida, se dijo:

"¡Que desdichada soy! ¡Huyendo de los hombres, caí en las garras de este feroz León!."

Moraleja
Si tratas de salir de un problema,
busca que la salida, no sea caer en otra peor.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)