Hermes y la Tierra

Una vez, modeló Zeus al Hombre y a la Mujer, y al poco tiempo, encargó a Hermes que los bajara a la Tierra para poder enseñarles dónde tenían que cavar el suelo a fin, de procurarse sus propios alimentos.

Hermes cumplió el encargo sin embargo, la Tierra al principio, se negó a tal orden,  pero Hermes insistió diciendo que era una orden directa de Zeus.

A todo eso, la Tierra dijo:

"Muy bien, entonces que caven todo lo que quieran. ¡Muy pronto me lo pagarán con lágrimas y lamentos!"

Moraleja
No hay frutos ni recompensa,si no hay sacrificio y esfuerzo.

Fábula: Hermes y la Tierra


     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)