El Asno y la Zorra

Cierto día, el Asno y la Zorra formaron una unión para su mutua protección.

Un día, salieron de caza, hasta que se encontraron con un feroz León. La Zorra, segura del inminente peligro, se acercó al León y le dijo que le ayudará a capturar al Asno, si le daba su palabra de no hacerle daño.

Luego de esto, la Zorra se acerco al Asno y le dijo, que para que no fuera lastimado, lo llevaría a un foso profundo para que se oculte allí.

Tras hacerle caso el Asno a la Zorra, el León se percató de que el Asno estaba "asegurado", e inmediatamente, cogió a la zorra traidora para luego, atacar al Asno a su placentero antojo.


Moraleja
Jamás traiciones a un amigo por temor al enemigo,
pues al final, también saldrás traicionado.
 

 

 | 
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)