El Águila y el Escarabajo

Estaba una Liebre siendo perseguida por un Águila y viéndose sin escapatoria, pidió ayuda a un Escarabajo suplicándole que le salvara. El Escarabajo, detuvo al Águila y le pidió que perdone a su amiga Liebre, sin embargo, el Águila, despreció al Escarabajo e ignorándolo, devoró a la Liebre en su presencia.

Desde ese entonces, el Escarabajo busco vengarse de la cruel Águila, y para eso, observó los lugares donde esta ponía sus huevos. Al encontrar por fin su nido, lanzó sus huevos sin pensarlo hacia la tierra, quebrándose en el acto. El Águila, se vio perseguida y echada a donde quiera que fuera por el Escarabajo. Por ultimo, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para criar a sus futuros pequeños.

Zeus, ofreció al Águila que ponga sus huevos en su regazo, sin embargo, el Escarabajo viendo la táctica escapatoria del Águila, hizo una bolita de barro, voló hacia Zeus, y la dejó caer sobre el regazo. Zeus se levantó para sacudirse aquella suciedad, y sin darse cuenta, tiró los huevos del Águila hacia el piso.

Así, las Águilas no ponen huevos en la época en que los Escarabajos salen a volar.

fabula corta el aguila y el escarabajo

Moraleja
Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)